Turquesa

Ella se llama Candelaria ,y para ella me bajaron estas palabras:

Alma exhausta de añoranza,
te despiertas y a aunque al alba
la vereda es el cimiento de tu cama,
respiras la simpleza sin almohadas.

Me llamaste y yo solo pasaba
fue mi amigo Wolf de cuatro patas
quien atrapó tu mirada
y así comenzó nuestra charla...

Fue breve y aún las palabras sobraban
estaba oscuro y la calle susurraba
y cuando una luz se encendió en tu cuadra
pude ver tus ojos como brillaban,
tan Turquesas que solo ellos bastaban.

te Dije: ,
que bellos son y me agradeciste asombrada
luego segui mis pasos , pero ya deslumbrada
gracias por elevarme con tu belleza desdichada
gracias por despertarme de nuevo las palabras
gracias por la simpleza y por la enseñanza.



Ella es Candelaria un ser de luz que vive en las calles de Buenos Aires.


GRACIAS POR EL ENCUENTRO.